Pornopatia » Asiáticas > El otro día su vecina Kitty Caprice llamó a la puerta recién salido de la ducha y al caérsele la toalla y verle la polla quiso probarla

8 min 51 Visitas
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
Cargando…
Descripción

Su vecina se llama Kitty Caprice, es esta morenita latina de tetas redonditas, cuerpo menudo y curvas modeladas a conciencia, y resulta que el cartero que es idiota siempre se equivoca y deja la correspondencia en su buzón. Total, que recién salido de la ducha va su vecina y llama a la puerta, y a él no se le ocurrió otra cosa que salir en toalla, sin saber que se iba a encontrar a semejante pibón. A mitad de la conversación, se empalmó y, claro, la toalla se le cayó, y al ver su vecina semejante polla se tiró hacia él con unas ganas increíbles de chupársela y de que la follara. Siempre había deseado a su vecino, y ese fortuito accidente había desatado en ella su instinto animal, sus ganas de polla dura dentro de su coño.